Enviat per: Bernat | 24 Novembre 2012

Las líneas rojas

 

PJ y Rajoy: ellos han cruzado un peligroso Rubicón

El próximo domingo se celebran elecciones en Cataluña. Unas elecciones sorprendentes quizás para todo aquél que no viva allí. Pero largamente esperadas por buena parte de su electorado: su carácter ciertamente no vinculante pero sí determinante sobre una posible secesión de la histórica Comunidad Autónoma del Reino de España hace de esta contienda un hecho singular, casi histórico.

El pueblo será soberano, y decidirá lo que crea conveniente, pero un “Parlament” con esta distribución no sería nada descartable:

Convergència i Unió ( soberanista ):                                                                        63-66 escaños

“Esquerra Republicana de Catalunya” ( netamente independentista) :           18-21 escaños

Partido Popular ( constitucionalista):                                                                       17-19 escaños

Partit dels Socialistes de Catalunya-PSOE ( federalista):                                    15-17 escaños

Iniciativa per Catalunya-Els Verds ( partidarios del Derecho a Decidir ):      14-16 escaños

Ciudadanos ( constitucionalistas):                                                                               7-9 escaños

“Solidaritat per Independència” ( independentistas) :                                            0-2 escaños

“Plataforma per Catalunya” (extrema derecha catalana):                                     0-2 escaños

CUP ( izquierda asamblearia independentitsta):                                                     0-1 escaños

Analizando la campaña en sí, en estas dos semanas de mítines y propaganda que hoy acaban no se ha incidido demasiado sobre recortes presupuestarios, sanidad o educación, que son en teoría los sujetos de discusión prioritarios de buena parte de la ciudadanía en una determinada comunidad política. En cambio, los temas de predominante debate han sido la relación de España con Cataluña ( o viceversa ) y la campaña que un determinado periódico ( “El Mundo”, de ideología muy conservadora ) ha llevado a cabo para intentar desnivelar la balanza de la soberanía popular.

Y es que en algunos cenáculos de Madrid parece se le tenga miedo a las elecciones del día 25. Tanto es así que no se ha dudado en traspasar unas líneas rojas muy determinadas – la presunta adulteración de informes preliminares de  los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado – para intentar perjudicar a un candidato e ideario determinado : en este caso el perjudicado ha sido el convergente Artur Mas y la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, lo que se ha venido a llamar el “Derecho a Decidir”.

Independientemente de la base que puedan tener los documentos publicados – probablemente un poso de verdad debe haber en el tema de las cuentas suizas de determinadas familias nacionalistas – hay algo que huele muy mal en todo este asunto: nada de lo aportado lleva membrete, sello, fecha o firma que les puedan dar oficialidad o como mínimo verosimilitud.

Lo más preocupante es que ( como ya se ha señalado desde fuentes sindicales policiales, por cierto ) este tipo de maniobras presuntamente difamatorias – de hecho, ya hay cuatro querellas contra el periódico en marcha – no se llevan a cabo sin el consentimiento o concurso del aparato de Inteligencia de este país. Esto es, de La Moncloa. A pesar de sus esfuerzos por contemporizar, la Fiscalía General del estado deberá actuar de oficio. Ya veremos contra quién y cómo acaba todo.Lo que está claro es que en un país donde los tres poderes estuvieren auténticamente separados todo este asunto debería tener más consecuencias políticas futuras que una hipotética influencia en el resultado de unas elecciones autonómicas.

Pero si el director de “El Mundo” quería influir en los resultados, probablemente lo haya conseguido. Pero no en el sentido que él y sus colegas desearían: el electorado catalán tiene memoria, y ante este tipo de actuaciones – por lo leído,improvisadas, elaboradas de manera tosca, muy poco sutil y que recuerdan demasiado épocas que se creían olvidadas –  suele inclinar su voto hacia el agredido, aunque tampoco sea de fiar.”Más valen aprovechados conocidos que salvapatrias por conocer, más si cabe si los segundos viven y trabajan en Madrid”, ése es el razonamiento popular. Históricamente ha funcionado: Mas lo sabe y lo ha explotado a la perfección.

Esta conspiración mediática ha sido también una clara demostración de desconfianza hacia el electorado:  hasta finales de semana pasada el Partido Popular parecía poder alzarse con el segundo puesto en todas la encuestas, relegando al PSOE catalán a una humillante tercera o hasta cuarta posición y evitando la tan temida mayoría absoluta de CiU. Pero las “filtraciones policiales” pueden tener un efecto retroactivo sobre los posibles excelentes resultados conservadores – ahora, ya veremos si tan buenos – y quizás le haya dado impulso a una alicaída campaña nacionalista. Con un “rush” final de campaña digno de estudio: los dos grandes partidos independentistas ( ERC se ha sumado a la estrategia, conocedora del electorado  catalán) han centralizado el debate en los ataques provenientes de Madrid a su propuesta del referéndum de autodeterminación y no en temas acuciantes como la falta de empleo o la Educación.

A día de hoy no sabemos si dicha estrategia dará sus resultados, pero es bastante posible que el nuevo “Parlament” tenga un color netamente independentista o soberanista. Pero muy probablemente también la próxima legislatura puede ser la más judicializada desde la instauración del Estado de las Autonomías: los partidos constitucionalistas saben que España es inviable sin esos 31.169 millones de euros recaudados en 2010 en Cataluña ( fuente: Memoria de la Agencia Tributaria ) por diversos conceptos impositivos y sobretodo ese 21-22% del PIB que representa Cataluña en el conjunto estatal.

No tan sólo los partidos de corte estatal saben esas cifras: también las sabe la Comisión Europea, que ve con cierta preocupación la paulatina degradación de la convivencia en el antaño oasis catalán si Cataluña persiste en la idea de tener estructuras de Estado dentro de la UE. Como me confesó hace tiempo alguien que ha hecho del TGV que atraviesa Europa su hogar, no se condena la posible ambición catalana, sino lo que se teme es por la supervivencia de un “statu quo” muy determinado – el de España dentro de la UE – que vería seriamente amenazado su continuidad. Por ello no se contemplan igual los casos escocés o catalán.

Es tiempo de reflexionar sí. Tiempo de dialogar, también. Pero también de poner en valor lo que se produce a uno y otro lado del Ebro. Yo lo haría: básicamente por el dinero que está en juego. No el nuestro, sino el europeo.

Muchas gracias.

Anuncis
Enviat per: Bernat | 4 Octubre 2012

Banca española, ¿tiempo de oportunidades?

De Guindos, Ministro de Economía

De Guindos, Ministro de Economía

Después de la publicación del Informe Oliver Wyman sobre la banca española, se hacen necesarias unas reflexiones.

Recordemos que dicho informe lo ordenó el Banco Central Europeo con intermediación del Ministerio de Economía para conocer el estado real de las cuentas de la banca privada española. El resultado ha sido el siguiente: el sector financiero nacional necesita de entrada 52.000M de Euros, la paralización de algunos procesos de fusión planteados por el Banco de España en su día y sobretodo la aparición del mal llamado “banco malo”, que liberaría – a medias, eso sí – de los libros de las entidades aquellos activos que se han llamado “tóxicos”. Es decir, difícilmente recuperables a nivel contable.

Hoy se han empezado a conocer los entresijos de  y cuantía de este gestor de activos: su valor se estima en unos 300.000 millones de euros. 49.915.800.000.000 – casi 50 billones –  de las antiguas pesetas, para entendernos. No obstante se plantean muchas dudas entre los que entienden en “Real Estate” o gestión de activos inmobiliarios. La primera es el precio real de los inmuebles “tóxicos”, dándose por descontado que el de los libros de las entidades ya no podrá ser, pese a los denodados esfuerzos de las últimas para mantener dicho “statu quo”.

El de las tasaciones hechas este verano por la auditora norteamericana, parece que tampoco: una cosa es el Valor Objetivo y otra muy diferente el Valor de Mercado. Y el último lo marcan hoy los llamados Grandes Inversores – los únicos que podrían comprar a gran escala – , quienes tan sólo pondrán sus ojos en España si hay una quita en precio de los activos. Al estar habituados a operar con márgenes muy grandes, se calcula que se podría situar en torno al 70% del inicial valor contable, como mínimo.

Para el que no lo supiere, en países intervenidos como Grecia o Portugal ya saben cómo las gastan determinados “Fondos Buitre”  o algunos Fondos Soberanos de Inversión: hoteles que en su día pudieron valer 40M€ – es un ejemplo – ahora ven rechazada su compra por 5M€. ¿Motivo del rechazo? Aún se puede bajar más el precio.

Esta manera de entender los negocios es la que ha hecho retrasar la aparición del “banco malo” en los últimos dos años, cuando las entidades españolas lo fiaron todo a una improbable recuperación económica. Tal no ha llegado, y a partir de ahora se podría asistir a la venta de algunos de sus activos a precios realmente demoledores.  La cual cosa puede dejar en muy mal lugar a las tasadoras nacionales, por cierto. Y al replanteamiento de su propia existencia.

Veremos si es el momento de oportunidades para emprendedores. Veremos si el crédito fluye con más generosidad. Esperemos que sí: la alternativa es una quita difícilmente aceptable por Europa y también – ¿ por qué no decirlo? – para la ciudadanía, atónita al baile de números que se está ofreciendo cada día mientras ve cómo debe pagar por algo tan inherente a nuestra cultura como es la Sanidad o la Educación Pública.

Muchas gracias.

bernat.jofre@gmail.com

Enviat per: Bernat | 22 Setembre 2012

Cataluña y España: tiempo de generosidad

 

 

Tener amigos y amigas es contar con un valor difícilmente cuantificable, más inmaterial que otra cosa: el valor de una palabra amiga, una voz cercana…no tiene precio. Eso debían pensar los centenares de miles de ciudadanos y ciudadanas que se reunieron el pasado 11 de septiembre en Barcelona a las 19:00 horas para manifestarse en pro de un estado propio para Cataluña. Sin conocer a quien tenían a su vera, sintieron partícipes de una colectividad uniforme e unívoca, con una idea muy clara: estaban allí para decir a la clase política española que se habían hartado de sus entidades jurídicas y políticas. Estaban allí para trasladar la famosa cita de Martin Luther King a quien quisiera escucharla:” Todos tenemos la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas” ( Carta desde la cárcel de Birmingham).

Para quien conozca bien Cataluña, la sensación no dejaba de ser esperada, pero sí un tanto chocante. Más si tenemos en cuenta lo minoritaria que era la opción independentista hasta hace muy poco – apenas un 10,29% de los sufragios en las elecciones autonómicas de 2010, consiguiendo 14 de 135 escaños – y hoy no unánime, pero sí más que relevante: según los últimos estudios de opinión, el porcentaje de ciudadanía que vería con buenos ojos una Cataluña independiente sobrepasa ya el 55%.  La pregunta que cabe hacerse pues es qué ha pasado en una década en Catalunya para que una elección testimonial devenga en mayoritaria.

Quizás debiéramos retroceder en el tiempo, y viajar hasta un lejano octubre de 2003: ante 25.000 entregados militantes, el entonces Secretario General del PSOE prometía el fiel respeto al “Estatut” que saliese del “Parlament” de Cataluña. Era un momento álgido, con las elecciones generales de marzo de 2004 a la vuelta de la esquina, con José María Aznar como presidente del Gobierno español y con un José Luis Rodríguez Zapatero dispuesto a todo por arañar sufragios.

La historia es bien conocida: el PSOE ganó en marzo, y desde Ferraz se ordenó revisar el texto salido de la cámara catalana. El 27 de diciembre de 2005, el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los diputados registró 15 enmiendas al escrito en sus puntos más polémicos tales como el de la definición de Catalunya, su financiación, Educación o Justicia. La derrota sin paliativos del 2010 se empezaba a gestar. Con ella,el auge del soberanismo. Y – detalle significativo – mayormente de la mano de los políticos que no conocieron el régimen franquista.  Detalle significativo; hasta hace muy poco el independentismo estaba encauzado por nostálgicos de la II ª República española. Hoy quienes lo encauzan tienen gran parte de su vida política por delante.

Si a este episodio entre el PSC y el PSOE le unimos que el otro gran partido estatal – el Partido Popular – puso recurso ante el Tribunal Constitucional respecto a aspectos tan sensibles como la Política Lingüística, no debería extrañar en Madrid el auge que en menos de medio lustro empiezan a tener partidos realmente insignificantes como SI ( Solidaritat per la Independència )  una escisión de la vieja ERC – Esquerra Republicana de Catalunya, el partido de los históricos presidentes republicanos Macià y Companys – pero con un mensaje independentista moderno e intelectualmente potente.

Mensaje intelectual seductor aportando cifras, datos y fechas sobre el otro gran caballo de batalla: el tributario. Lo que se ha venido a llamar el expolio fiscal. El mensaje – Cataluña se siente marginada de la acción del Estado sobre ella teniendo en cuenta lo que aporta al resto  de España – ha ido calando entre la ciudadanía con un simple razonamiento:  España no es tan transparente con Cataluña como Cataluña lo es con España.

Pensamiento abonado por episodios tales como que el Gobierno catalán está restringiendo derechos básicos como la Sanidad Pública debido  al impago de la disposición adicional 3ª del “Estatut” , debiendo acudir a un “pool” financiero liderado por  “La Caixa” para conseguir el capital que el Ministerio de Hacienda adeuda a la Generalitat , la sensación de pertenecer a un club con pocas ventajas se va apoderando de la ciudadanía.

Quizás vaya siendo hora de ser generoso. De asumir errores. De tender la mano de manera franca. De revisar las actuaciones pasadas pensando en un futuro a largo plazo: la construcción del eje Mediterráneo del AVE ayudaría lo suyo, por ejemplo. Pero si la reacción es de ofensa y cerrazón, nadie puede saber con exactitud qué es lo que puede pasar en un futuro a medio plazo en Cataluña: desde la celebración de unas autonómicas cuyo resultado netamente soberanista pueda llevar al “President” Mas a la petición de reconocimiento diplomático ante instancias internacionales – con o sin redacción de Carta Magna – o  por el replanteamiento de una España verdaderamente federal. Es decir, la refundación del Estado español.

Pero para ambas opciones – independencia o España federal – hace falta un elemento básico en cualquier negociación: generosidad. Eso deberíase entender por todas las partes implicadas.

Muchas gracias.

bernat.jofre@gmail.com

Este domingo empieza a operar Iberia Express, la nueva compañía “low-cost” del grupo IAG, formado por Iberia y British Airways. Pese a operar con el respaldo de una matriz fuerte como Iberia, el futuro de esta segunda marca genera muchas dudas. Quizás demasiadas. Aviones muy viejos – Airbus 320 con motores de consumos elevados, algunos de ellos presuntamente no utilizados desde hace un tiempo – , horarios de vuelos “prime” poco adecuados al tipo de pasajero que se pretende  , además de la inicial ausencia de Barcelona en sus recorridos, lo que le impide ejecutar una de las rutas más demandadas hoy en día: BCN-PMI, MAD-BCN y viceversa.

Pero no es la falta del aeropuerto barcelonés lo que preocupa e inquieta a los expertos en aeronáutica, sino su plan de expansión ( de 4 Airbus en 2012 a 40 en 2015 ) y sus rutas internacionales, muy estacionales y sin destinos “premium”: los aeropuertos suizos, ingleses o alemanes están fuera de programación. Escepticismo que ha aumentado sensiblemente después de saber los precios de salida que piensa ofrecer la compañía para los vuelos nacionales : 25€ sin maleta .

Probablemente Iberia Express deberá subir sus tarifas muy pronto, por muy agresiva que sea su política de personal : los TCP  – tripulantes de cabina – pueden haber recibido una oferta de algo más de 1000€ al mes, en contratos de 6 meses. Todo ello pagándose los uniformes,  dietas y estancias fuera de casa. Deberá aumentar el precio porque estas cifras – reconocidas por Iberia – recuerdan demasiado al modelo de negocio Ryanair o EasyJet: aeropuertos secundarios, personal de bajo coste y rutas bonificadas por las Administraciones. Y hoy en día la deuda de las anteriormente citadas empieza a ser preocupante.

Pero así como las aerolíneas anglosajonas son pese a la mencionada situación financiera empresas realmente planificadas, en Iberia Express se registran “tics” de improvisación que podría pagar muy caros si no los remedia. La inexistencia de licencia IATA  ( Asociación Internacional de Transporte Aéreo ) le impide vender tickets de manera directa, lo cual para una compañía que dice tener un capital social de 20.000.000€ ( algunas fuentes hablan tan sólo de 60.000€) no ayuda mucho en su imagen…ni en su cuenta de resultados. Tampoco que la OACI ( Organización Internacional de Aviación Civil )  no le haya dado la licencia para volar  y por ahora opere en código compartido. Algo bastante usual en las “cargo” o comerciales, pero no en las compañías de pasajeros.

Desde Iberia se responde que los permisos son cuestión de días, y que los aviones nuevos están muy cerca. Si bien fuentes consultadas no dudan demasiado sobre lo primero, sí exponen serias dudas sobre la certeza de las aeronaves que pueda poner Iberia en el mercado, siendo una de las compañías aéreas más endeudadas del sector y habiendo recortado en gran parte en diciembre de 2011 a su ambicioso plan de renovación de flota.

Quizás vaya siendo hora de hacer caso a las voces que exigen mayores garantías el sector aéreo antes de iniciar una aventura empresarial.

Más que nada, por imagen: un país que se dedica a cerrar compañías cada año suele  ahuyentar a los inversores.

Muchas gracias.

Enviat per: Bernat | 18 Març 2012

Recortes de religión

El cadáver de Shenuda III, sentado y vestido con sus mejores galas

Estos días la gente de Fe anda un poco revuelta. Por si la muerte del Papa Copto Shenuda III no ha mecido lo suficientemente el ya agitado panorama político egipcio,  los obispos españoles no quisieron ser menos en cuanto a impacto mediático que lo que acontecía en Egipto. Por tanto han sacado una campaña de captación de vocaciones que mucho ha dado que hablar. No tan sólo en España, sino en toda Europa.

Los sectores progresista y reformista de la Iglesia Católica española parecen haberse puesto de acuerdo en el veredicto:  el “spot” publicitario es desafortunado en su concepción y más se asemeja a aquél ya antológico “la Marina te llama” que a un anuncio de temática religiosa. Ambas corrientes coinciden que se empieza muy mal prometiendo un trabajo si se ingresa en un seminario, en vez de incentivar vocaciones con la Palabra de Dios.

Sea como fuere no parece lo más acertado el prometer trabajo a cambio de capellanes, y – por lo que parece . esos dos minutos traerán cola. Básicamente porque como dijo Xavier Novell – obispo de Solsona a los 40 años y una de las voces cristianas españolas más respetadas en Roma – es “pan para hoy, miseria para mañana”.

Siguiendo con la senda de gente de Iglesia, hoy domingo hemos asistido a la votación que ha llevado a Joachim Gauck a la Presidencia de la República Federal de Alemania  . La trayectoria de este pastor y teólogo luterano para con su población es ejemplar, y la identificación de los problemas comunitarios – represión, pobreza, falta de libertades – como los suyos propios me retrotrae a la gestión que de la dictadura franquista hizo la Iglesia Católica española. El resultado es el que tod@s conocemos: un teólogo luterano es Presidente de Alemania y la Conferencia Episcopal Española se ve obligada a importar curas africanos o novicias ecuatorianas para alargar una presencia ya de por sí muy problemática en cuanto a mantenimiento patrimonial se refiere.

El mundo del cristianismo pierde no obstante esta semana a un representante valiente y moderno: Rowan Williams, arzobispo de Canterbury y hasta esta semana jefe espiritual – el simbólico es la Reina de Inglaterra – de la Comunión Anglicana. Los afanes reformistas de Williams – sacerdocio femenino, aceptación de los sacerdotes homosexuales – chocaron frontalmente con una jerarquía muy contraria a los cambios.

Es justamente este inmovilismo lo que ya provocó la independencia real de la Iglesia de Gales y lo que está a punto de provocar una escisión generalizada en una Comunión cada vez más simbólica ( unos 90 millones de practicantes ) entre quienes aceptan el sacerdocio femenino y los seguidores de una Iglesia “pura”. Afortunadamente, el intelecto del único obispo de la Cristiandad que apoyó la instauración de la tasa Tobin no se pierde: en enero se incorpora como “patron” del Magdalene College, en Cambridge. Esperaremos ansios@s sus reflexiones.

Muchas gracias.

 

 

Enviat per: Bernat | 4 febrer 2012

¿Primarias? Sí, pero…¿para qué y quién?

Mañana el PSOE elige a su líder en su 38º Congreso, que se celebra en Sevilla. Seguramente esta noche será muy larga en los pasillos del Palacio de Congresos hispalense. Reuniones y estrategias que se pueden demostrar inútiles si al fin la libertad de voto es tal y como aparece en los Estatutos:  los y las delegados y delegadas eligen en voto secreto y personal. Ya veremos.

Pero algo es seguro: ya nada será igual en el PSOE. Gane Carme Chacón o Alfredo Pérez Rubalcaba. La veda se ha abierto, y la obsesión de las primarias – uno de los temas estrella de este Congreso: bueno, sí, refrescante, también, pero a los 5.000.000 de parados me temo les trae sin cuidado – puede llegar a obsequiar al Partido Popular con cíclicas crisis por el liderazgo en su oponente. Algo de eso se está viendo ya en las batallas por las Federaciones Territoriales, donde auténticos desconocidos para la población pugnan por ser los próximos Secretarios Generales  frente al mal llamado “aparato”, sin tener en cuenta que una máxima política centenaria: el líder se hace, no aparece.

Francia, argumentan los partidarios de las primarias y simpatizantes de los candidatos “renovadores”. Sí, Francia: donde todos las candidaturas surgían del oficialismo o habían sido “aparato” alguna vez. Donde las primarias se limitaron a una pugna entre ex-ministros y primeras damas, entre polític@s de nivel, mucho nivel. Es decir,  una lucha de poder dentro el propio aparato socialista francés. Una más, no lo duden. No sé yo si los partidos españoles – incluyo al Partido Popular e Izquierda Unida – son conscientes del nivel que pueden llegar a tener en sus filas…..y si de haber tantos “ex” de altura en sus circunscripciones regionales, a quién representan en realidad y para qué se presentan.

Porque en algunos casos, la respuesta puede ser lisa, llana y estremecedora: a ellos mismos, quizás a sus amig@s y para acaparar el mismo poder que antes tenía el oficialismo.

Y para este viaje, quizás no necesitemos tantas alforjas, la verdad.

bernat.jofre@gmail.com

Su problema es el país donde se encuentra

 

La semana pasada volví de Fitur’2012.  La verdad es que por unas circunstancias u otras me ha sido complicado sentarme a escribir qué está pasando para que el FITUR de este 2012 haya sido motivo de reflexión de los medios ajenos al Turismo. Y es que los efectos de la crisis han sido palpables:  1000 expositores de diferencia  y un 15,2% menos de superficie contratada respecto al 2011 – comparar respecto al 2007 o 2008 sería sangrante –  y una importante merma en los ingresos finales. Todo ello pese a pese a la correcta política de reducción de la factura (un 10%)  si el expositor accedía al pronto pago.

Razones, bastantes. Pero una predominante: este salón es un aparador del turismo nacional a nivel internacional. Así fue concebido. Por tanto sus mayores y mejores clientes son las Administraciones Públicas , sean nacionales o autonómicas. Quien dice Administraciones dice también todo un conglomerado de empresas públicas o semi-públicas que aún operan bajo el manto del Estado: ADIF, RENFE, IBERIA, Paradores, Tourspain, Segittur….El listado es largo, y las consecuencias, más que lógicas: al recortar los entes públicos sus gastos de representación, se recorta la presencia en Ferias. Por tanto, FITUR ve recortada su facturación. Facturación y prestancia: ver los pabellones medio llenos y los pasillos con anchuras más que respetables daba mucho que pensar.

Pero el problema no es IFEMA ni sus precios ( la WTM londinense o la ITB de Berlín son mucho más caras y ven insuficiente su capacidad año tras año ): el problema es España, que es muy diferente. Ya no somos “trendie”, como se diría en ese lenguaje cibernético que tanto gusta a la juventud actual. Las razones me las daba el representante de un Gran Inversor en el hotel donde me alojaba: “mi compañía deberá sopesar muy bien el riesgo de invertir en un país con un 40% de paro juvenil, ya igual a Marruecos”. No exageraba, y ése es el problema: tenemos potencial turístico, hay ofertas tentadoras, el mercado de compra y venta de activos hoteleros bulle pero….nadie quiere arriesgarse en un país donde la eclosión social puede no estar tan lejos si las medidas del Gobierno Rajoy de finalización de subsidios sociales a los más desfavorecidos se llevan a cabo. Y eso, los asesores de los Grandes Inversores lo saben y no quieren ver peligrar sus muy bien remunerados puestos de trabajo por un mal consejo.

¿ Qué hace falta para recuperar la confianza internacional? Ante todo, valor para afrontar situaciones muy delicadas. Que no quiere decir necesariamente “mano de hierro” con la burguesía media o la clase trabajadora. Porque tenemos problemas estructurales cuya solución, difícil y enquistada, apunta mucho más arriba: una economía basada en un solo sector cuya explosión ha llevado al paro a millones de personas en muy poco tiempo, una deuda privada desajustada con los actuales precios de mercado y sobretodo, un sistema financiero arcaico y sobredimensionado.

Ése es el problema de FITUR: que está en un país en recesión y que es muy difícil que salga de la barrena en que se ha metido en un quinquenio. Por tanto también pueden considerarse lógicas las ausencias internacionales ( Suiza, Francia, alguna línea aérea escandinava ) : si la inversión de 5 días de feria se traduce en “workshops” sectoriales, el resultado puede ser más provechoso para el empresariado que hace un esfuerzo yendo a exportar su región y/o producto.

Eso sí, FITUR sirve para ver a los grandes del sector y escuchar sus anuncios de gestión. Mirado fríamente, es como Davos y su “World Economic Forum”: va quien paga, pero no necesariamente quien decide. En cambio es muy probable que en el IHIF berlinés sí esté quien vaya a escuchar…y también quien decida. Consecuencia directa no ya de ser un “trending topic”, sino un referente consolidado.

Muchas gracias

bernat.jofre@theworldofvictoria.com

Enviat per: Bernat | 26 Desembre 2011

PSOE ( i PSIB): missatge i responsabilitat

Molts cops és necessari agafar distància per a adonar-se’n de certes coses que vivint al territori no es fan paleses a primera vista. Ja se sap, el dia a dia consumeix una bona capacitat d’ anàlisi. I és des de lluny que hom se n’ acaba adonant que la situació en que s’ ha avesat a viure el PSIB ( i tot el PSOE, sent realistes ) comença a ser preocupant. No perquè no sigui un partit poc ric en idees o propostes, sinó perquè s’ ha avesat a viure en un estatd’ auto-destrucció constant que l’ allunya de la societat.
I és que la ciutadania en general – i la balear en particular – ja no està per manifestos inoportuns o contra-manifestos precipitats. O seguir discussions poc entenedores entre renovadors/es (alguns dels quals eren alts càrrecs propers a l’ oficialisme i ara es diuen “bases crítiques”) i d’oficialistes sense càrrec i que ara ja no saben massa el que són, però que sí tenen clara  l’ idea de partit que volen.

Perquè si es tractàs de diferències substancials, potser encara valdria la pena, una certa brega política. Però quan els politòlegs graten una mica, comproven esfereïts que la pugna és tan sols pel poder. Perquè essent honestos, no hi han grans reformes proposades en quan a discurs entre els anomenats “crítics” i els que – diuen – són “l’aparell”. La raó d’ aquesta homogeneïtat ( hi han matisos, com les primàries com a eina generalitzada , major participació i poc més ) rau en el fet que fa tan sols mig any gairebé tot el partit era al poder, i els qui ara són perjudicials abans eren genials, i viceversa….

La ciutadania observa atònita i veu com les acusacions de deslleialtat van oscil·lant als medis segons sigui d’ un bàndol o l’ altre. Per norma general són acusacions sense fonament acompanyades de filtracions a la premsa interessades. Tot plegat, fa molt mal efecte. Sobretot tenint en compte que hi han 5.000.000 d’ aturats i sembla que les coses no puguin anar a millor….

Sembla que els protagonistes d’ aquesta pugna política – portada per ara a nivell de xarxes socials: el fred silici deixa anar l’ imaginació i les paraules, una altra cosa és el cara a cara – no pensen en l’ endemà dels congressos : aquell moment en que forçosament els i les militants/es s’ haurien de poder mirar a la cara i poder treballar plegats.

Si bé no es tracta d’una situació pròpiament illenca, ( a moltes federacions del PSOE està passant el mateix ) sí s’ha de dir que les formes són massa rudimentàries pels temps de crisi en que vivim. Sense anar més lluny, el PSC català ha vehiculat un exercici de debat intern amb lluita pel poder incorporada amb dues premisses a/ el futur de l’organització anava pel damunt dels interessos personals i b/ tot el procés havia de ser lleial i edificant, gairebé amb un somriure a la cara. Així fou.

Però no per qualitat democràtica o perquè les corrents socialistes catalanes s’ estimin gaire més que les illenques o les valencianes. No: ho feren per responsabilitat institucional. Per respecte a una societat que no està per romanços d’escoltar a gent que va demanant el canvi sense que canviï ella, per exemple.

I perquè els i les estrategues del PSC saben que la gent vota líders sòlids i organitzacions fortes, no cases d’embolics. Aquesta és la realitat. Si el PSOE en general – i el PSIB en particular – vol tornar arribar a tenir opcions de poder, el primer que hauria de fer és abandonar certes pràctiques d’ enfrontament personal i oferir a la ciutadania un discurs esperançador amb una organització forta i unida.

Que els/les líders siguin creïbles o no, això són figues d’un altre paner. Però una reflexió: el candidat menys carismàtic de les passades eleccions legislatives fóu el qui se’n dugué el gat a l’ aigua. Raó del seu èxit? Tenia un partit molt fort al darrera i un missatge que arribava.

Potser caldrà un esforç en quan a exercici d’auto-crítica amb un diàleg profund i sincer entre socialistes, sí. I pel damunt de tot, un exercici catàrquic de creació d’ il·lusiò que potser haurien de cercar amb professionals de fora l’ organització que els digui què vol sentir la gent, per exemple.

Moltes gràcies.

bernat.jofre@gmail.com

Enviat per: Bernat | 16 Desembre 2011

Cuando la intensidad se paga

Hará ahora un año alguien muy querido me comunicaba un desgraciado episodio de salud de un familiar. Casi al mismo tiempo, otra persona a la cual quiero mucho comunicaba otro deceso, esta vez ya más esperado y no por ello menos doloroso, la muerte de su abuela. Simultáneamente a dichos acontecimientos, el padre de una buena amiga caía víctima de un ictus cerebral del cual se ha podido recuperar en tiempo récord pues la intervención médica fue veloz: hoy en día este señor habla y camina, pese a las limitaciones a las que se verá sometido a partir de ahora.

Ello me hace pensar en el ritmo de vida que llevamos, en el frenesí diario. En nuestras irrefrenables ganas de estar en todos los sitios a la vez, dando la sensación a veces de que al final no estás en ninguno, pues el ser humano no tiene el don de la ubicuidad. Ni física, ni mental. No sé si es por las Redes (o su mal uso, que es diferente) pero se están empezando a detectar en cuarentañeros enfermedades y patologías hasta ahora asociadas a personas más mayores. Ya no es extraño encontrar ictus y ataques al corazón a los 40, e incluso a los 30. Si bien la mayoría suelen estar motivados por consumo de sustancias tóxicas, la pregunta se hace inevitable: ¿ vivimos demasiado deprisa?

Vienen estos breves pensamientos a mi memoria cuando leo que muy pocos mayores de 60 años – así como una inmensa parte de polític@s y empresari@s – no tienen cuentas en Red Social alguna. Quizás por ello l@s primer@s vivan más alegremente y puedan disfrutar mejor la vida que la “generación digital”. Lo que no tengo tan claro es que l@s segund@s trabajen con más intensidad.

Pero que no se distraen tanto, seguro.

bernat.jofre@gmail.com

Enviat per: Bernat | 16 Desembre 2011

Cuando los congresos los gana Elvis

¿La renovación?

 

 

 

Un Congreso político es uno de los momentos en que quien se sienta polític@ de verdad llega a sentir con más placer. No es la campaña, ni la noche electoral: es cuando llega el momento de rendir cuentas por la gestión realizada ante l@s tuy@s. O llegado el caso, esos días en que se puede llegar al poder y a la notoriedad.

Para un desconocedor/a de lo que se cuece, podría ser muy alentador escuchar a tod@s los implicad@s hablar del ejemplo que ha dado el Partido Socialista Francés y sus primarias. Pero muy sintomático que “sotto voce” casi tod@s digan aquello de que “Francia es diferente, ya se sabe”. Da la impresión de que muy poc@s líderes españoles quieren dar de verdad una voz realmente decisiva a sus bases. También exponen como argumento que el nivel intelectual de su militancia puede ser más bajo de lo deseado, – eso incluye también a los partidos conservadores – “y eso puede alterar la democracia interna”.

La verdad parece ser otra: se confía más en las viejas glorias disfrazad@s de modern@s ideólog@s que no en la voz del/la militante para imponer puntos de vista . Porque lo que parece es que se teme – y de qué manera –  a ést@ últim@.  Y claro, después pasa lo que pasa: que los partidos perdedores lloran en la noche electoral al constatar que su contrincante no ha ganado las elecciones, sino que son ellos los que las han perdido. “Ha sido la crisis”, se escudan. No se dan cuenta de que no es el hecho, sino su gestión lo que les ha llevado a la miseria. Los socialistas daneses saben mucho de ello: hace menos de seis meses pasó de triste  partido opositor al Gobierno tras ganar contra pronóstico en las últimas legislativas acontecidas en el país escandinavo. No hablemos de España….

Es sobrecogedor ver a “renovadores” con más de 30 años de militancia y cargos orgánicos en estos momentos de crisis como la gran solución a los problemas de los partidos perdedores. Algun@s, ocupando cargos públicos gracias al “oficialismo” que  dicen detestar. Verlos maniobrar en los pre-congresos ( que es cuando se deciden los congresos, cuando se definen alianzas y estrategias ) es un espectáculo digno de ver: yendo de aquí para allá, creando opinión y hablando siempre más fuerte que los demás. En una palabra, la conspiración en estado puro, tal como la entendía Nicola Maquiavelo en “El Príncipe”.  Conste que no se está haciendo una radiografía de ningún partido español en concreto : los dos últimos congresos nacionales del Partido Popular tuvieron ese guión, como lo mismo ocurrió en el Partido Nacionalista Vasco hace tres años. Ver a Iñigo Urkullu proclamándose “renovador” tras lustros en la fontanería de Ajuria Enea era ciertamente chocante….

Quizás la población puede estar pidiendo un relevo generacional en la clase política que nada tenga que ver con simpátic@s abuel@s reciclad@s. Quizás lo que quiera ahora la población son polític@s gestores, más profesionales en sus planteamientos pero a su vez mucho más cercanos a la población en general que quien poco sale de los despachos partidistas o de los Parlamentos y/o Ayuntamientos.

No se dan cuenta que a pesar de que suene muy bien, ya no es tiempo de Elvis : los partidos deben darse cuenta que las cosas han cambiado en España, y de que en vez de organizar Congresos cerrados, lo ideal fuere abrirlos a la población en general, aunque se corriera el riesgo de no elaborar un ideario programático “puro”.

Porque si la sintonía renovadora la tiene que tocar una mala copia de Mick Jagger, pues quizás no se vaya al recital.

O visto el panorama, quizás el/la militante concienciad@ se quiera quedar escuchando a Beethoven que no arriesgarse a elegir un@ jovencit@ cantando canciones de los 60 y que le tiren plátanos en el próximo concierto ….

Muchas gracias.

Older Posts »

Categories